EL MECHERO BUNSEN
 PAREDES DE TARRAGONA (1)
EL MURAL DE LA PLAÇA DELS SEDASSOS
  
     Es la pared más visitada de Tarragona. Su autor, Carles Arola, pretendió integrar una pintura en el entorno arquitectónico y plasmar imágenes tradicionales de lo balcones de la ciudad.
     Fue pintado en 1995 en una pared mediana y ciega, con la técnica del "trompe l'oeil", para que desde la distancia dé la ilusión de realidad. Uno de los motivos principales son los folclóricos y populares enanos.
     En el primer piso se asoman, de izquierda a derecha:
      - La Duquesa y el Duque, caricaturas de José Antonio Castellarnau y señora, poderoso burgués del siglo XVIII, protagonista en la Guerra del Francés, impulsor del puerto de Tarragona. Se cuenta que su señora, cada día por la mañana, se asomaba al balcón ligera de ropas y se desperezaba. Esta costumbre ocasionó que la calle se llenara de obreros que hacían un descanso y aprovechaban para disfrutar del espectáculo.
     - El Capitán, que representa al ex-alcalde de Tarragona Joan Cabeza, persona muy estimada. Tenía una chocolatería que era punto de reunión de la gente de la Part Alta.
     - El Médico y su Señora. Según el historiador Joan Salvat, el médico podría ser Francisco de Paula Colom i Costa, que fuera también alcalde, mientras que ella sería la mujer de un tal "D. Tiburcio", y que era objeto de bromas por su forma de vestir.
     - El Arlequín, para Salvat no tiene ninguna significación, pero para el historiador Adolfo Alegret representa el Tià (Sebastià), zapatero del portal de la calle de la Destral. 
     En el segundo piso, una mujer riega los claveles y los geranios que cuelgan de su balcón. A su lado el propio autor, Carles Arola, se muestra frente a un lienzo.
     A pie de calle aparece por la puerta del establo la cabeza de un caballo blanco, el equino más fotografiado de Tarragona.
PINTURA ABSTRACTA: Arte abstracto para amenizar el paseo, pero arte efímero, expuesto a las inclemencias metereológicas y al vandalismo. (Avda. Estanislau Figueres esquina calle Ixart)
PARED DE OCRES: Junto al Fórum Provincial, antaño la mayor plaza pública del Imperio
romano. Contraste entre lo viejo y lo nuevo. Los estratos históricos se superponen.
La ciudad emerge de las ruinas de su pasado. 

PINTURA DE LA CATEDRAL: Arte fuera de los museos, para goce de los transeúntes, en una singular
calle no incluída en los circuitos turísticos. Por ello la zona tiene un encanto especial. (Carrer del Comte)
ATURATS A TARRAGONA: Sencilla pintura que refleja la actual crisis.
Arte militante en un triste muro gris, ignorado por la ciudad. Grito agónico aislado...
NIÑO ROSA: ¿Graffiti o pintura en la calle? Esto sí es hacer algo por amor al arte.
 La Part Alta, el corazón de la ciudad, es prolija en imágenes. (Carrer del Comte)

(Continuará)